info@grupolofer.com.ar +54 9 351 7042500

Antes que nada es importante reconocer de qué tipo de humedad se trata.

En esta época del año la más común es la humedad por condensación. Básicamente las humedades por condensación se originan cuando se condensa el vapor de agua existente en el ambiente del interior de la vivienda, como consecuencia cuando la temperatura interior del departamento es superior a la del exterior, algo usual en casi todo espacio habitable durante la temporada invernal. Dentro de las manifestaciones más comunes de este tipo de humedades se detectan el vaho en vidrios de ventanas, hongos, manchas negras de moho en las paredes y agua proveniente de la condensación, así como un fuerte olor a humedad.

hume_condensacion

Por el simple hecho que no se puede detectar la humedad mientras el aire la absorbe, esta solamente se manifiesta cuando entra en contacto con un superficie fría donde puede condensar. Por este motivo, la mayoría de las humedades por condensación se manifiestan durante la noche, cuando la estructura del edificio se enfría.

Como-quitar-manchas-de-moho-de-la-pared

Puede resultar curioso, pero dentro de las principales causas de humedad por condensación somos nosotros mismos, cuando dormimos, nos duchamos, cocinamos, secamos la ropa en el interior o incluso el simple hecho de respirar produce condensación. En paralelo las variaciones de temperatura que generan los sistemas de calefacción sumado a la insuficiente ventilación natural de los ambientes contribuyen a la aparición de humedades por condensación.

Humedad

¡Pero no nos asustemos! Eliminar la condensación puede ser sencillo, basta con ventilar correctamente los ambientes de nuestra vivienda o departamento, todos los días. Sin embargo, lo que parece sencillo, puede resultar complicado, ya que usualmente las personas calefaccionan los ambientes y no quieren abrir las ventanas para que no ingrese el aire frío, lo cual resulta entendible pero es el principal disparador para la aparición de estas humedades. No hay que dejar de lado que más allá de las cuestiones referidas a humedades, es necesario renovar el aire en el interior de los ambientes por cuestiones de higiene y salud. Los ambientes estancos son ideales para la proliferación de hongos y bacterias.

Para eliminar los hongos ya producidos en las paredes, se sugiere mantener las superficies limpias para evitar la acumulación. Basta con preparar una solución compuesta por una parte de lavandina y tres partes de agua y utilizando una esponja frotar vigorosamente el área afectada, luego enjuagar con agua limpia y dejar secar ventilando correctamente todo el ambiente. Importante: tomar la precaución de usar guantes, protección para los ojos y algún tipo de barbijo en caso que la persona sea sensible al olor que emana la lavandina.

Leave a Reply