info@grupolofer.com.ar +54 9 351 7042500

¿Se ahorra energía? Iluminacion LED vs. Bajo Consumo

El ahorro de energía es una preocupación global que no debería ser ignorada.

Retomamos el tema del consumo de energía eléctrica, pero esta vez apuntado al consumo de electricidad producido por las bombillas de luz.

Como hemos venido hablando a lo largo de las últimas publicaciones, tomar conciencia del consumo de electricidad no solo ayuda a cuidar los recursos del planeta (escasos y limitados) sino que también evita riesgos e inconvenientes innecesarios. Además puede ser un ahorro económico importante con solo algunas cuestiones a tener en cuenta!

El artículo de hoy entonces lo vamos a dedicar a este último punto, como elegir el tipo de iluminación para optimizar el consumo.

Actualmente existen 3 tipos de bombillas de luz en el mercado (la bombilla incandescente deja de usarse no sólo por ser poco eficientes (el 95% de la electricidad que consumen la transforman en calor y solamente el 5% en luz) sino que además generan una gran cantidad de residuos). La comparación de focos incandescentes o halógenas con iluminación de bajo consumo ya es cosa del pasado por la aparición de la tecnología LED. Un nuevo sistema de iluminación que consume muchísima menos energía respecto del de bajo consumo.

led
Led

El siguiente cuadro presenta una aproximación comparativa del consumo de cada tipo. Si bien comentamos que la lámpara incandescente ya no se usa, vale sumarla al cuadro para terminar de entender por qué se discontinuó su uso.

Bombilla
incandescente [W]

Bombilla Halógena [W] Bajo
consumo [W]
LED [W]

25

20 9 5

60

45

20

10

100 70 30

15

200 120 65

30

incandescente
Bombilla incandescente

Es muy importante también tener en cuenta el tipo de uso que se le da a cada una para terminar de entender la ventaja de la iluminación LED. Deben considerarse dos aspectos para medir el rendimiento de cada una: cantidad de encendidos y cantidad de horas que dura encendida una bombilla.

halogena
Bombilla halógena

 

Comparamos cada una teniendo en cuenta estos dos aspectos: Las lámparas halógenas tienen mayor cantidad de encendidos que las de bajo consumo, pero en total tienen menos horas de encendido, con lo cual convienen solo para ambientes o espacios donde se prenda y apague la luz más veces, por menos tiempo. Por el contrario, las lámparas de bajo consumo tienen menos encendidos, pero tienen mayor duración de horas.

bajo-consumo
Bajo Consumo

Las lámparas LED llevan la ventaja de tener además de más cantidad de encendidos, mayor cantidad de horas de iluminación, lo cual las hace más convenientes.

Llegamos entonces a la conclusión de que una bombilla que se va a utilizar durante ciclos de menos de 40 segundos (aprox.) no es recomendable que sea de bajo consumo, ya que en el encendido su consumo es tan alto que no compensaría el ahorro posterior, además, su vida útil sería demasiado corta si la utilizamos de este modo. En este caso también sería recomendable utilizar bombillas de LEDs ya que su vida útil es mayor, hasta 100.000 horas, y la operación de encendido no le afecta tanto. Además, al no tener filamento, es menos probable que se fundan.

  • Eficiencia energética con un consumo de hasta un 85% menos de electricidad.
  • Mayor vida útil pudiendo ofrecer unas 45.000 horas de uso.
  • La luz más ecológica. No sólo por el ahorro energético sino por los componentes químicos que la forman. Nada de tugsteno o mercurio y resto de productos tóxicos.
  • Baja emisión de calor y mínimo mantenimiento. La eficiencia energética provoca una mínima emisión de calor provocado por el desperdicio de energía para conseguir la potencia de luz deseada en las bombillas incandescentes.
*Las imágenes son ilustrativas, pueden variar de forma y tamaño según se adaptan a diferentes usos y lámparas.

Leave a Reply