info@grupolofer.com.ar +54 9 351 7878307

Grietas o fisuras en la pared? A darles tiempo…

Al momento de recibir su departamento es importante tener claro que pueden presentarse una serie de afecciones normales por tratarse de un edificio nuevo que comienza su etapa de asentamiento y estabilización. A continuación hacemos una breve descripción de las mismas y los pasos a seguir en caso de que se hagan presentes. La aparición de fisuras en revestimientos interiores y exteriores es normal y no reviste ningún tipo de riesgo estructural. La reparación de estas fisuras es parte del mantenimiento que debe realizar el propietario cada dos años al repintar su departamento.

FISURAS Y GRIETAS

En general, la aparición de fisuras en revestimientos interiores y exteriores es normal (son producidas por retracción, expansión o contracción de materiales) y no reviste ningún tipo de riesgo estructural. Existen diferentes causas que producen las fisuras y es importante que usted las conozca:

Materiales en proceso de estabilización: las fisuras producidas durante el proceso de estabilización de materiales son habituales, absolutamente inevitables y naturales en una construcción nueva. Por esta razón, se recomienda esperar de 8 a 12 meses que este proceso termine por completo y luego de este período proceder a la reparación de las mismas. Para disminuir la aparición de fisuras producidas por estabilización de materiales se recomienda mantener el departamento bien ventilado y evitar la humedad, de modo de alcanzar una estabilización gradual y controlada.

Morteros y hormigones: el fraguado de mezclas cementicias es un proceso natural que dura entre 2 y 3 años y que se caracteriza por la disminución del volumen de morteros y hormigones debido a la liberación del agua que se les agrega al ser confeccionados. Esta liberación de agua produce retracción en el material, lo que se manifiesta en fisuras o grietas en su superficie. Estas grietas son normales y no disminuyen su resistencia a esfuerzos. Se considera que estas  grietas no constituyen un defecto de construcción, sino que son parte de las tareas comunes del proceso de mantenimiento de la vivienda.

Placas de yeso: en algunos casos, las placas de yeso-cartón, conocidas comercialmente como Sistema Durlock, han sido fijadas mediante tornillos a estructuras expuestas a dilatación y contracción. Esto produce que algunas uniones entre ellas se separen levemente, lo que trae aparejado la aparición de fisuras y/o cabezas de tornillos expuestas.

Materiales de comportamientos diferentes: nuestros departamentos están formados por distintos tipos de estructuras, entre ellas muros de mamposterías de ladrillo común y/o bloques de cerámicos, albañilerías de revoques y enlucidos de yeso, revestimientos cerámicos, sistemas de instalaciones, etc. Debido a que los materiales que forman cada una de estas estructuras son diferentes, se expanden, contraen y se comportan en forma distinta ante las variaciones térmicas, la humedad ambiental y los movimientos sísmicos, será habitual la formación de fisuras donde se vinculan los distintos sistemas; por ejemplo, las canalizaciones eléctricas suelen manifestarse con la aparición de fisuras en el enlucido de yeso tanto de paredes como cielorrasos.

Dejar un comentario