info@grupolofer.com.ar +54 9 351 7878307

Desde Grupo Lofer, trabajamos constantemente en brindarle información útil para el mantenimiento de sus unidades. No solo para disfrutarlas al máximo, sino también para cuidarlas y mantenerlas siempre en condiciones.

Las unidades, con el uso mismo y el paso del tiempo, sufren un deterioro que es importante que Ud. conozca para poder evitar daños.

Hoy le dedicamos este post a la electricidad.

La red eléctrica abastece tomacorrientes y bocas de iluminación. Su funcionamiento está controlado desde un tablero, generalmente ubicado cerca de la entrada de su departamento. La red incluye una conexión a tierra. Es imprescindible que quienes habitan el departamento conozcan la ubicación del tablero eléctrico y el funcionamiento de las llaves termomagnéticas y el disyuntor diferencial. Cada uno de estas controla un circuito (sector) específico de la unidad. Ante cualquier falla, es necesario siempre verificar la posición de cada uno de los interruptores. Los interruptores del tablero pueden operar (desconectarse) debido a cortocircuitos o sobrecargas en el circuito, ocasionadas por la existencia de artefactos defectuosos, por exceso de artefactos conectados o por cables en mal estado. Los equipos de mayor consumo (lavarropas, estufas, caloventores, planchas, etc.) deben conectarse en los enchufes adecuados para tal efecto. Ante cualquier duda rogamos asesorarse adecuadamente y/o consultar el proyecto eléctrico.

Cuidado: evite usar artefactos que consuman más energía que la dimensionada para cada enchufe o circuito. Si sus artefactos superan la capacidad de su empalme eléctrico, deberá solicitar uno mayor, contratándolo directamente con la compañía distribuidora de electricidad correspondiente. No enchufe ningún artefacto a través de triples o extensiones eléctricas; puede generar situaciones de riesgo. No permita que sus hijos pequeños jueguen con artefactos eléctricos, artefactos de iluminación o tomacorrientes. Instale protecciones plásticas que tapen las bocas de estos últimos. Ante un corte de electricidad externo, baje los interruptores del tablero a fin que al reponerse el suministro, sus artefactos no sean afectados. Se recomienda realizar mantenimiento preventivo al tablero eléctrico al menos una vez al año, debido a que las conexiones se pueden soltar, produciendo recalentamiento y cortes en el servicio. Pruebe el disyuntor diferencial una vez al mes (presione botón test). Si una llave termomagnética opera en forma repetitiva, verifique que no haya bombillas quemadas, desenchufe todos los artefactos conectados al circuito, ya que alguno puede estar generando un cortocircuito, y vuelva a encender el interruptor. Si el problema persiste, contacte a un electricista. Ante cualquier modificación que Ud. quiera realizar en la red de su departamento, contacte a un electricista autorizado, que garantice las modificaciones a efectuar, ya que será responsabilidad del propietario cualquier mal funcionamiento del sistema eléctrico una vez que terceros hayan ejecutado trabajos en éste.

Dejar un comentario